.: Municipio Cabezas :.

New to site?


Login

Lost password? (X)

Already have an account?


Signup

(X)
Farooq

Area Protegida Municipal del Parabonó

HomeArea Protegida Municipal del Parabonó
La Serranía del Parabanó es una singular zona subandina del Municipio de Cabezas en Santa Cruz que fue declarada en el año 2000 como Area Protegida Municipal en una extensión de 39000 ha. Se han identificado 376 especies de plantas y descrito 13 unidades de vegetación que reflejan el mosaico y transición entre el bosque chiquitano, el cerrado y el bosque tucumano-boliviano, y la influencia yungueña presentes en el área. Los registros aún incompletos de aves (297 especies) y mamíferos (59 especies) incluyen especies de interés biogeográfico, ecoturístico y de conservación. El conocimiento de la fauna acuática, los invertebrados terrestres, anfibios y reptiles es incipiente. La ganadería pobremente manejada, el uso indiscriminado del fuego y la cacería son amenazas a la función ecosistémica que deben regularse. Se identifican especies, habitats, sitios y acciones prioritarias para guiar la investigación y el manejo del área.

 

La Serranía del Parabanó está ubicada en la zona preandina del Municipio de Cabezas, Provincia Cordillera, y por su singularidad geográfica había sido propuesta como área de protección en el Plan de Uso del Suelo de Santa Cruz (PLUS 1996). Luego fue incluida en el plan municipal de ordenamiento
territorial (MASRENA-IP/GTZ. 2000) y designada como Area Protegida Municipal Parabanó (APMP) bajo la categoría de Parque y Area Natural de Manejo Integrado. En 2002 y 2004 el Museo Noel Kempff Mercado con financiamiento de IUCN/TRP Holanda realizó una valoración biológica del APMP, y también participó en talleres y gestiones en colaboración con PROMETA a fin de contribuir a la planificación del manejo del APMP.

 

El área protegida municipal Parabanó (APMP), con una superficie aproximada de 37.490,2 ha, se encuentra ubicada en el centro oeste del Departamento de Santa Cruz, noroeste de la provincia Cordillera, Municipio de Cabezas. Amparada por laordenanza Nº 020/2004, del 20 de octubre de 2004, constituida como “Área Protegida con Recursos Manejados”, correspondiente a la Categoría VI de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN.

 

UBICACIÓN, FISIOGRAFÍA Y CLIMA
El APMP comprende unas 39 000 ha de las serranías subandinas más orientales del Municipio de Cabezas, entre altitudes de 600 y 1700 msnm. Se extiende por unos 30 km de largo en sentido norte-sur (18o 20’ a 18o 40’ S) por unos 15 km de ancho (63o 29’ a 63o 38’ W), y sus límites principales son el río Moroco por el oeste y el escarpe de la serranía Parabanó por el este. El acceso puede realizarse desde la localidad de Cabezas sobre la carretera Santa Cruz-Abapó, o desde La Angostura en la carretera a Samaipata.

 

Fisiográficamente corresponde a la unidad morfoestructural del subandino, que es un sistema de anticlinales y sinclinales alineado de norte a sur. SUÁREZ-SORUCO (2000) define al subandino como una compleja faja plegada y corrida, separada de la Cordillera Oriental al oeste por el denominado Cabalgamiento Frontal Principal. Hacia el este limita con las llanuras beniana y chaqueña a través del Frente de Cabalgamiento Subandino, representado por la falla de Caquiahuaca en el norte y por la falla de Mandeyapecua en el sur. El aspecto más sobresaliente del paisaje es el farallón del Parabanó, que es una gran falla inversa de rumbo norte sur formada por afloramientos de rocas del terciario. En el área también afloran rocas sedimentarias de diferente naturaleza, cuyas edades van desde el devónico hasta el cuaternario (MOGROVEJO, 2001). Riachuelos torrentosos disectan los potentes cuerpos areniscosos rojizos de estratificación cruzada (Formación Ichoa) y en su curso forman algunas notables caídas de agua. No se conoce aún material fósil de esta zona, aunque se han observado bioturbaciones tubulares en algunas de estas rocas sedimentarias (Azurduy obs. pers.). En base a escasas estaciones meteorológicas, el clima de la zona puede clasificarse como mesotermal subhúmedo, con una amplia variación inter anual. La temperatura media oscila en los 20C (con mínimas de 3C y máximas de 40C) y disminuye con la altura; la precitación anual es mayor en el oeste que en el este (1388 mm en FLORIDA, 838 mm en Cabezas; MASRENA-IP/GTZ, 2000). Las lluvias son estacionales, el 70% ocurre entre diciembre y abril, mientras que 3 a 5 meses al año son secos. La torrencialidad de las lluvias en verano y los sedimentos poco consolidados de algunas de las formaciones hacen vulnerable la estabilidad del paisaje ante la degradación de la vegetación natural.

 

VEGETACIÓN Y FLORA
En el área protegida municipal Parabanó se han logrado identificar 13 unidades vegetales (Anexos, cuadro 5), correspondientes a las formaciones vegetales: Bosque Chiquitano, Cerrado y Tucumano–Boliviano (Garvizu, 2001, Balcazar 2001), con más de 343 especies de plantas descritas correspondientes a 90 familias en la zona del Parabanó (Garvizu 2001). Evaluaciones realizadas por investigadores del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado (MHNNKM) en 6 unidades vegetales (Anexos, cuadro 6): Bosque Tucumano Subandino de Myrtaceae (BTSM), Bosque Tucumano de Ladera (BTL), Bosque Semidecíduo de Pie de Monte (BSPM), Bosque Chiquitano de Motacusal (BCM), Cerrado de Arboledas Bajas (CAB) y Bosque Ribereño (BR), evidenciaron que las familias más diversas corresponden a: Leguminosae (35 especies), Pteridophyta (20 especies), Sapindaceae (14 especies), Asteraceae (13 especies) y Myrtaceae (13 especies) (Garvizu, 2001).

 

Fauna
El estudio de fauna realizado por investigadores del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado (MHNNKM), en localidades dentro y colindantes con el área protegida municipal Parabanó registró: 251 especies de aves y 64 especies de mamíferos (Rojas 2001). En cuanto el grupo herpetológico se registró 27 especies entre reptiles y anfibios. Con relación a la ictiofauna registrada en estos estudios dan como resultado 9 especies, muy apetecidas por pescadores comerciales y deportivos especialmente en el río La Oscura.

 

vegparabano
De acuerdo con los resultados de los inventarios, 2 especies de aves en peligro de extinción se encuentran en la zona: la paraba frente roja (Ara rubrogenys) y el cóndor (Vulturgryphus), así mismo se encontró a la pava (Craxfasciolata), especie comercialmente amenazada. En mamíferos se destacan 31 especies consideradas de prioridad para su conservación, son especies que se encuentran incluidas en el CITES I ó II o la lista de la UICN (Anexos, cuadro 3), de las cuales se destacan: Pantheraonca, Mazama americana, Priodontesmaximus, Tapirusterrestris, Puma concolor, Tremarctosornatus, Lutralongicaudis. En reptiles se registra abundancia de peni negro Tupinambismerianae, peta de monte (Chelonoides carbonaria), especie protegida por la veda general indefinida en el país, y el lagarto oyacaré (Caimanyacare) (Montaño 2001). En peces se destaca la presencia de especies importantes para la alimentación y para acuarios como: bentón (Hopliasmalabaricus), el bagre (Rhamdiasp.), cacha cuero (Ancistrussp.), sardinas (Astyanaxbimaculatus), etc.

 

Importancia Biológica del Área Protegida Parabanó
A) El área Parabanó, presenta una importante diversidad de microclimas y formaciones geológicas, constituyendo el punto de ecotono o límite de tres formaciones vegetales (Chiquitana, Cerrado y Tucumano – boliviana). Estas se encuentran influenciadas por las proximidades de las formaciones de bosques Yungueños, Chaqueño y Amazónico, situación que permite la coexistencia de especies en condiciones ecológicas atípicas que se encuentran desde la llanura y pie de monte, hasta los pastizales montanos (Balcázar, 2001).

 

B) Los inventarios y estudios preliminares realizados hasta la fecha muestran que el área propuesta y sus alrededores cuentan con una buena biodiversidad de hábitats, flora y fauna (Becerra, 2001).

 

C) El área descubre una diversidad considerable de especies vegetales, se ha registrado a la fecha una riqueza florística para el área protegida municipal Parabanó cercana a las 343 especies, que en la mayoría de los casos poseen importancia económica. También están aquellas que forman parte de la dieta y refugio de la fauna silvestre (Garvizu, 2001). 

 

D) El área posee excepcionales atractivos paisajísticos, bióticos y abióticos con variados climas y gran belleza paisajística. Este es un potencial dormido, para iniciar con las comunidades y ganaderos, proyectos de ecoturismo, que serían mucho más redituables económicamente que la habilitación de tierras para agropecuaria.

 

Es pertinente mencionar, estudios más a detalle de los cuerpos de agua y la regulación hídrica de la infinidad de corrientes y nacientes de los recursos hídricos es necesario, dado que en el área se encuentran cuencas y subcuencas importantes.

 

Alteración de hábitats del APMP por la ganadería

 

cuadparabano

BALCAZAR (2002) definió el grado de intervención del APMP en base a apreciaciones de campo; para ello se tomaron en cuenta las siguientes variables: grado de alteración de la cubierta vegetal, composición florística, presencia de indicios o registros de animales silvestres y presencia de puestos
ganaderos. Como resultado de dichas apreciaciones se elaboró el mapa de actividad ganadera y grado de intervención (Figura 2), donde:
1. Área ganadera con alto grado de alteración de la cubierta vegetal por sobre pastoreo, modalidad de manejo a campo abierto ( Sector Los Vidrios y Toquito)
2. Área ganadera con manejo sostenible, con pastoreo combinado entre pasturas naturales y pastos cultivados (Sector Corralones, Cerro La Cueva, La Iguana, Angostura).
3. Área ganadera sin efecto pronunciado de alteración, modalidad de manejo a campo abierto (sector La Piedra, Cerro Seco, Cerro Potrero, Cerro Chafroso, La Hoyada y Pampitas).
4. Áreas ganaderas alteradas en épocas pasadas, actualmente abandonadas o con permanencia estacional del ganado, (sector La Zorra, Los Racitos, Chuchalito, Cascada el Tajibo), que coinciden con rutas naturales (corredores), para el transito de la fauna entre ambientes del sector este – oeste y norte –sur, como el sitio La Trampa del Tigre.
5. Área con mínima intervención (extremo sureste del sector Corralones, Cerro El Chapaquito, La Oscura, Serranía Petacas, laderas de la cuenca media del Río Piraí, Serranía Parabanó y cuenca media de la Quebrada Verdum.